DEJANOS TU MENSAJE

Carrió: “Me voy a vacunar última para dar el ejemplo”

Desde “el más profundo dolor y la honestidad intelectual”, Elisa Carrió declaró: “Si existiera otro gobierno, creo que no se hubiera usado ‘el un voto por una vacuna’, pero hubiera existido una sala vip”. Ante esta respuesta el periodista Joaquín Morales Solá le repreguntó: “¿Inclusive con un gobierno de [Mauricio] Macri?”, y ella -escueta- respondió: “Sí, y lo digo con mucho dolor”. Por eso, por ser un problema transversal a la Argentina, sugirió que los argentinos, “más allá de sus ideologías”, deberían “marchar en un silencio no violento para reivindicar a la República Argentina”.

En diálogo con TN, la exdiputada planteó que “la Argentina es como un gran volcán” y, siguiendo con esa metáfora, reflexionó: “Ahora salió una lava negra, pero a la vez luminosa. La lava negra es nuestra vergüenza, porque nosotros elegimos a este Gobierno y muchos otros gobiernos”. Para ella, es importante entonces que la sociedad dialogue, independientemente de la grieta, porque “se ha tocado el piso de la decadencia moral, política y económica de la Argentina. Se trata de que los privilegios pueden determinar la vida de muchas personas y la muerte de muchas otras que son inocentes”, disparó.

Más adelante sentenció: “Los ciudadanos somos culpables políticos en tanto permitimos por muchos años votar a personas sin consciencia, como a Scioli, que es un chico sin consciencia moral. Por eso dije que es un imbécil, es incapaz de pensar. Duhalde piensa y se vacuna porque el privilegio formó parte de la Argentina desde hace muchos años”.

Entonces, Carrió fue más allá y consideró: “Ellos son culpables y criminales por hacer lo que hacen, pero como sociedad política y como ciudadanos nosotros hemos consentido que se perdiera la consciencia moral en la Argentina”. Así, enfatizó cuán importante es defender la república y el principio de “igualdad ante la ley”.

En otro tramo de la entrevista, agregó: “La culpa criminal la tienen que pagar todos los que hicieron esto. Corresponde la renuncia, la condena y la inhabilitación para cargos públicos”. Sin embargo, la referente de la Coalición Cívica enfatizó que no es suficiente con la renuncia de Ginés González García: “Si no salimos del presente no podemos repensar la Argentina del futuro porque esto se repitió en el pasado. Esto es puro cinismo. Quisieron cortarle la cabeza a alguien que forma parte y es centro de la corporación médica y la de los medicamentos, pero no basta con esto porque esto no lo podía desconocer el Presidente”. Y luego, apuntó contra Cristina Kirchner al decir que ella “tampoco puede eludir” su responsabilidad, sobre todo considerando que “planteó la vacuna como una cuestión ética”.

En línea con esto, subrayó que “nadie desconocía en la provincia de Buenos Aires ni en la Argentina que La Cámpora afiliaba a cambio de una vacuna en los partidos del Gran Buenos Aires” y puntualizó así que le consta que esta agrupación canjeaba vacunas por afiliación. “Es un mecanismo que ya fue ideado por Cristina cuando quería la vacuna rusa porque quería hacer una ética de la vacunación para instalar a La Cámpora como el grupo héroe que vacunaba. Es ‘un voto por una vacuna’. Entonces, nadie puede hacerse el distraído”.

La opositora contó que no la sorprendieron los nombres de la lista de vacunados con privilegio, sino que “le causó gracia”. De todos modos, aclaró que “no quiere hacer política con esto” ni hablar de culpables para que sea la Justicia la que “se encargue”; y apuntó: “Quiero hablarles a todos los argentinos y también a los chicos de La Cámpora: cada uno de nosotros tiene una consciencia moral que nos escruta”.

De esta manera, siguió con su análisis y planteó un nuevo escenario: “Supongamos que hubiera existido otro gobierno, yo creo que también hubiera habido salones vip”. Así, opinó que hubiera habido privilegiados en cualquier gobierno: “Es el sistema argentino el que da privilegios, por eso dije que hay que tener una conversación moral entre todos. ¿A dónde hemos llegado? A estar entre la vida y la muerte. Hemos relativizado que el alma existe. El siglo XX mató el alma y la tornó irrelevante. Está en juego nuestra consciencia interior”.

Carrió sostuvo que “los primeros tienen que ser los últimos y los últimos deben ser los líderes políticos, empresariales y gremiales, aunque estén en riesgo”, y -contundente- lanzó: “Me voy a vacunar última porque es preciso dar el ejemplo, aunque te cueste la vida”. Para ella, se debería sacar una ley para que los últimos en vacunarse sean “los lideres políticos, empresariales, sindicales y del periodismo, salvo los que tengan una tarea demasiado inmediata con la gente”.

Fuente: La Nación

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJANOS TU COMENTARIO: