DEJANOS TU MENSAJE

Científicos brasileños le responden a Bolsonaro y le advierten: “Si no hace nada, se limitará a contar muertos”

Así de contundente es el pronunciamiento de la Sociedad Brasileña para el Progreso de las Ciencias (SBPC). La entidad le envió una carta al flamante ministro de Salud, Nelson Teich, pidiendo una acción concreta del gobierno brasileño en materia sanitaria contra el COVID-19.

Mientras Jair Bolsonaro parece estar enfocado en la reapertura económica del país, Brasil tiene ya casi 80 mil infectados y está a punto de sobrepasar a China, el país en donde comenzó la pandemia. Por el momento, ya lo superó en muertos, con 5.513 (4.637 en China).

Cuando los periodistas le preguntaron al presidente brasileño por el número de muertos tan elevado cada día, el mandatario respondió: “E daí?” (algo así como: “¿Y entonces?”). Y enseguida agregó: “¿Qué quieren que haga?”.

Tras esa respuesta, los científicos tomaron la iniciativa. “Si nada se hace en los próximos días, los comunicados del Ministerio de Salud se limitarán a informar el número de muertos”, expresa el documento de la Sociedad para el Progreso de las Ciencias.

Siguiendo los lineamientos de la OMS, destacan que el “aislamiento de los casos y el distanciamiento social son las principales acciones para contener el aumento del número de víctimas y no sobrecargar el sistema sanitario”.

Justamente, por mantener esas líneas, opuestas a la vuelta a la normalidad de la actividad económica, Bolsonaro decidió hace dos semanas echar al anterior ministro de Salud y reemplazarlo por Nelson Teich, permeable a la variable económica que defiende el presidente.

Los científicos hacen un llamado de alerta especial: “Aún no hemos alcanzado el pico de la epidemia y los casos de víctimas fatales continúa en ascenso vertiginoso.”

La SBPC reclama varias promesas incumplidas:

  • Refuerzo del número de respiradores disponibles en todo el país.
  • Aumento de testeos para contar con un escenario epidemiológico más preciso.
  • Mayor provisión del equipamiento médico necesario para trabajar protegidos contra el COVID-19.
  • Integrar los sistemas privados a los de salud pública para tener mayor cantidad de médicos, camas y servicios de terapia intensiva para atender la epidemia

La situación, en tanto, es preocupante. Varios estados del nordeste del país, uno de los sectores más retrasados de Brasil, ya están casi al 100% de la capacidad de sus unidades de terapia intensiva.

En su escrito, los científicos también advierten que en San Pablo, el estado más poderoso, el hospital de campaña especialmente montado por el COVID-19 quedará saturado esta semana que está concluyendo.

Para peor, por lo menos 2.000 profesionales fueron retirados del servicio por infectarse con coronavirus. Y su reemplazo es complejo.

Mientras tanto, Bolsonaro parece indiferente a las críticas y advertencias de sanitaristas y científicos. En su cuenta de Twitter publicó una propaganda de un plan de obras con el título: “¡Brasil no para!”

Son todos avisos de ampliación de aeropuertos, nuevos puentes, rutas mejoradas y puertos remodelados. Ningún progreso sobre el combate contra la enfermedad.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJANOS TU COMENTARIO: