DEJANOS TU MENSAJE

¿Qué pasa con el cannabis medicinal? Por Agustín Muñoz

La planta Cannabis sativa y sus derivados, han demostrado históricamente ser una opción terapéutica útil para mejorar la calidad de vida de las personas enfermas, que encuentran en esta medicina una alternativa natural, segura, eficaz y accesible. “El goce del grado máximo de salud que se pueda lograr es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano sin distinción”, OMS 1946.

Hoy esas palabras resuenan con más fuerza y pertinencia que nunca, cada día son más las personas que optan por un cuidado activo de su salud, donde la medicina preventiva es más eficiente y donde la elección de los alimentos juega un papel determinante en la mantención y equilibrio de la salud. Históricamente fue considerada como un superalimento para la humanidad por sus propiedades nutricionales, su estigmatización se ha dado en los últimos 100 años.

Es sabido que el estrés mental o físico es un factor de riesgo presente (y muchas veces desencadenante) en la mayoría de las enfermedades, por ende, su modulación o regulación resulta una herramienta preventiva indispensable en numerosas patologías físicas, mentales y espirituales. En este sentido los tratamientos con Cannabis y sus derivados demostraron a lo largo de la historia ser útiles para trastornos de ansiedad, del sueño, depresivos, dolor crónico, recuperación y relajación muscular, entre otros.

El descubrimiento del sistema endocannabinoide y su implicancia en la modulación de la fisiología del organismo humano da una explicación científica a los efectos atenuantes de los signos y síntomas de las más diversas enfermedades ya conocidos de esta planta milenaria. El derecho a la salud para todas las personas significa que todo el mundo debe tener acceso a los servicios de salud que necesita, cuando y donde los necesite, sin tener que hacer frente a dificultades financieras, morales o políticas. La ley 26742 de Salud Pública Argentina establece los derechos del paciente en relación con los profesionales e instituciones de salud.

Cada persona tiene autonomía de voluntad para aceptar o rechazar determinadas terapias médicas o biológicas, con o sin expresión de causa. Tiene derecho a la información sobre las distintas alternativas de tratamientos existentes, a la confidencialidad, a un trato digno y respetuoso, y a la documentación clínica. La Constitución Nacional, Art.19 establece que las acciones privadas de las personas quedan exentas de las autoridades de los magistrados si estas prácticas no afectan moralidades de terceros o no tiene un destino ilegítimo, el cuidado de la salud no es un destino ilegítimo.

La marginación, la estigmatización y la discriminación tienen consecuencias nefastas para la salud física y mental de los individuos. La discriminación en el contexto de la atención de salud es inaceptable y constituye un obstáculo importante para el desarrollo. Hay un largo camino por recorrer hasta que los individuos, con independencia de quien sea, donde viva o cuales sean sus recursos económicos, gocen de este derecho humano fundamental. Debemos colaborar para combatir las inequidades, para disfrutar de las ventajas de una buena salud, sea cual sea su edad, sexo, raza, religión, estado de salud, discapacidad, orientación sexual, identidad de género o estatus migratorio.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJANOS TU COMENTARIO: